Murcia exige un plan de conciliación laboral y familiar para quienes vuelvan al trabajo

Murcia exige un plan de conciliación laboral y familiar para quienes vuelvan al trabajo

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, se ha mostrado partidario de apoyar una nueva ampliación del estado de alarma por la situación del coronavirus si fuera necesario, más allá del 9 de mayo, pero en este caso exige al Gobierno central la elaboración de un programa de conciliación laboral y familiar para quienes tienen que volver a sus trabajos y a la vez tienen a los niños sin clase.

Así lo ha dicho López Miras este martes durante una entrevista en La1 de TVE, en la que además ha considerado «lógico» que la primera decidión del desconfinamiento afectara a los niños y que posteriormente se amplíe a paseos a la población general.

Sobre el plan de desescalamiento, ha criticado que «no se haya consultado a las comunidades autónomas y no se haya escuchado a nuestros servicios». «Sólo pido que escuchen a los servicios de Epidemiología y de Salud Pública» antes de tomar una decisión, ha dicho López Miras.

Preguntado por las propuestas que ha trasladado la Región de Murcia al Ejecutivo central, afirma que «aún no hemos hecho propuestas porque no nos las ha solicitado el Gobierno».

El jefe del Ejecutivo murciano dice que ha pedido al presidente Sánchez «que se trabaje de forma conjunta en el plan de desescalada, de forma coordinada, ya que hasta ahora sólo da instrucciones el mando único y nosotros cumplimos. Pido que se nos escuche a las comunidades autónomas«.

En cuano a la situación de Murcia para comenzar el desconfinamiento, explica que «ahora mismo la Región cumple los cuatro requisitos para iniciar la desescalada, pero tenemos situaciones específicas que se deben atender». Entre estas situaciones especiales se encuentra la costa, ya que Murcia es una autonomía con muchas segundas residencias. «Hay que tener en cuenta esto, nuestra densidad de población y nuestros buenos datos sobre la cifra de contagios, ya que por ello tenemos una población menos inmunizada», apunta el presidente murciano.

Por ello, López Miras considera que si se inicia una desescalada asimétrica «hay que poner en marcha medidas para garantizar la salud de las personas», unas medidas que debe establercer el Gobierno central pero que a su entender podrían pasar por hacer pruebas PCR a todas las personas que salgan de otros territorios o aumentar el control de movilidad.

«No podemos convertirnos en un territorio receptor de otras comunidades» afirma el presidente regional, a la vez que recuerda que de los primeros 100 contagios que se registraron en la Comunidad 98 eran importados.

En cuanto a la situación de las playas murcianas, López Miras recuerda que «aún quedan más de dos meses, es difícil hacer un plan para julio y agosto», pero considera que «si tenemos datos que nos permiten abrir las playas no podemos permitir que vengan personas de otras zonas sin control porque no queremos volver a la situación de hace seis semanas«.

FUENTE: LA OPINION

Related posts