China aísla Pekín ante la expansión del rebrote a más provincias

China aísla Pekín ante la expansión del rebrote a más provincias

Pekín ha elevado la alarma del nivel tres al dos en un intento por frenar la propagación masiva del coronavirus tras el rebrote detectado el pasado jueves en el principal mercado de la capital china, que deja 137 casos de contagio confirmados, 31 en las últimas 24 horas. Además China ha registrado otros dos contagios a nivel local: uno en la provincia de Hebei, vecina de Pekín, y el otro en Zhejiang y 11 casos «importados» en otras dos provincias del país.

Este confinamiento parcial implica el cierre de todos los colegios y universidades, se aconseja a los residentes el teletrabajo y una veintena de barrios, donde se han detectado casos, quedan sellados y no se permitirá que nadie salga de ellos. Las comunidades de vecinos volverán a comprobar la identidad y el estado de salud de los residentes y a tomarles la temperatura. Además nadie puede salir de la ciudad sin hacerse un test en los siete días anteriores al viaje.

También cierran todos los mercados subterráneos, mientras que las bibliotecas, museos y parques abrirán durante un tiempo limitado y con un aforo no superior al 30 % de su capacidad. La situación en Pekín es «extremadamente grave», según reconocen fuentes del Gobierno.

Más de mil vuelos cancelados

Unos 1.255 vuelos de entrada y salida a Pekín han sido cancelados hasta este miércoles desde que el Gobierno local aumentara el nivel de emergencia por la COVID-19. Además ha prohibido los viajes en grupo. Algunos de los pacientes que han sido atendidos estos días en los hospitales presentaron «síntomas atípicos» del coronavirus, tales como malestar en las articulaciones, algo que los médicos consideran «extraño», según The Global Times.

Más de cien trabajadores sanitarios de 19 hospitales han sido enviados desde el lunes al céntrico hospital de Ditan, el principal dedicado ahora a tratar a los pacientes que contraen la COVID-19. Las autoridades continúan realizando las pruebas de ácido nucleico para todos aquellos que hayan tenido contacto con casos confirmados o que hayan visitado el mercado de Xinfadi, el principal de la ciudad, cerrado desde el sábado.

Prohibida la importación de salmón

Hasta ahora solo ha trascendido que el patógeno fue detectado en una tabla de cortar pescado empleada por un vendedor de salmón importado en Xinfadi, y algunos expertos chinos han afirmado que este rebrote del virus es «probablemente más infeccioso» que el detectado en Wuhan, la capital provincial de Hubei, donde comenzó a propagarse la COVID-19. Las autoridades han prohibido la importación del salmón europeo.

Además de las pruebas y las medidas de control y prevención, Pekín ha intensificado la inspección de los mercados de productos frescos, cerdo congelado, ternera, cordero y productos avícolas, y se examinan otros negocios, incluidos supermercados y restaurantes, para garantizar que no circulan productos contaminados con el patógeno.

FUENTE: NIUS DIARIO

Related posts